20:50 h. Jueves, 24 de abril de 2014

Opinión

Listos y listas por Luis León BarretoLuis León Barreto

Colaboradores

Menos mal que siempre hay gente desprendida siempre dispuesta a hacer cosas por los demás. Teddy Bautista, músico del grupo Canarios, actor que personificó a Judas en el Jesucristo Superstar de los años 70, presidente que fue durante mucho tiempo de esa fábrica de hacer dinero que ha sido la SGAE, va a recibir 23.000 euros de pensión mensual vitalicia que corresponden al 60 por ciento de su sueldo y como le parece insuficiente ahora pide una indemnización por despido improcedente. Una indemnización de 1,8 millones de euros por haber renunciado a su cargo el pasado mes de julio. Este señor que cobra más que cualquier presidente de Gobierno está en los tribunales como consecuencia de su gestión al frente de la Sociedad General de Autores de España, pero tal como funciona la cosa entre nosotros es más que probable que la cosa acabe en un homenaje.

Otro presunto listo es don Iñaki Urdangarín, casado con una infanta, quien después de tantas horas de interrogatorio ha mantenido contra viento y marea que nunca tomó decisiones que infrigiesen la ley. La amnesia que le afecta últimamente no le impidió negar que emitiera facturas falsas, malversara caudales públicos, contratara a empleados fantasma o defraudase a Hacienda evadiendo capitales a paraísos fiscales. Las malas gestiones las hizo su socio, él no estaba ese día. Todo por presidir una entidad “sin ánimo de lucro”, una ONG con fines altruistas.

El tercer caso que nos ocupa es el de doña Dolores Amorós, ex presidenta de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, altiva mujer que ha puesto una denuncia al Banco de España y reclama que se le conceda una pensión vitalicia tal como ella misma se adjudicó de 370.000 euros anuales y otros 10 millones de euros de indemnización por los daños morales que su despido le ha causado. Curioso que algunas mujeres cuando llegan a las cimas más altas del poder se comporten igual o peor que los hombres. Consiguen romper todas las barreras de la discriminación y luego se igualan a los varones en el autoritarismo, el capricho de sus decisiones, su cinismo, el desprecio de lo público y el ejercicio de las corrupciones. Contra ella hay un par de denuncias por maniobras financieras que le permitieron autoconcederse un sueldo anual de 600.000 euros y una renta vitalicia de 30.000 euros mensuales. En esta España amoral de 2012, más de cinco millones de parados, recortes sociales, coche de lujo y pandereta, no podemos dejar de mencionar a este trío de ases que representan a cierta gente guapa y admirable.


Luis León Barreto
Vota esta noticia:
Más Acciones:
Otros Autores
Facebook

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >