9:37 h. Jueves, 24 de abril de 2014

Opinión

El Plan de Turismo del ministro Soria por José María Barrientos*José María Barrientos*

Colaboradores

No cabe duda de que es un paso importante, y en mi modesta opinión es un plan sencillo y entendible, aunque ambicioso y difícil de llevar a cabo.

El plan califica, de entrada, al turismo como motor de salida de la crisis en España y lo considera estratégico en el contexto económico de nuestro país. Cuenta con 28 medidas, 104 acciones agrupadas en 6 ejes fundamentales y con un presupuesto plurianual para los próximos cuatro años de la nada despreciable suma de 1816 millones de euros.

El plan ha sido elaborado con la participación de todas las comunidades autónomas, los empresarios y los sindicatos y contiene más de 200 aportaciones externas del sector.

El diagnostico está basado en un análisis DAFO, a mi juicio bastante lógico y acertado, donde por fin se pone negro sobre blanco cosas tan conocidas como el entramado legal tan diverso y enredado que existe en los distintos territorios del Estado Español, o que la ley de costas y otras, tienen que tener en cuenta las servidumbres que el turismo tiene, sin olvidarse por supuesto de la necesaria sostenibilidad en el desarrollo de la industria. Entre las fortalezas menciona nuestra posición como segundo destino del mundo en llegadas de turistas, la calidad de la marca España y nuestra gran experiencia en el sector, así como que este es uno de los sectores estratégicos de la Unión Europea.

Entre las amenazas destaca el deterioro de la economía en los países europeos emisores de turistas a nuestros destinos, la posición imparable de los nuevos destinos emergentes y la sobreoferta en el mercado, pero curiosamente no habla directamente de la obsolescencia de nuestras infraestructuras ni de los problemas derivados de esta situación, aunque si menciona la madurez del producto turístico y sus consecuencias.

Entre los pilares básicos del plan yo destacaría la atención especial a la marca España, el liderazgo indiscutible del Gobierno de España en la ejecución y control del plan y la colaboración pública y privada, destacando la oferta explícita que se hace a la participación privada en la gestión y el capital de Turespaña y su red de oficinas en todo el mundo.

Los seis ejes básicos del plan son: La marca España, El Cliente, Oferta y Destinos, Alineamiento, Conocimiento y Talento. Cada uno de ellos tiene una serie de medidas hasta las 28 que contempla el plan.

Todo pinta muy bien en principio, pero la memoria histórica de los que hemos dedicado nuestra vida profesional al Sector del Turismo, nos lleva, queramos o no queramos, a pensar en anteriores ocasiones en las que magníficos planes estratégicos o de marketing del sector, fruto del trabajo de grandes profesionales de la planificación estratégica, no voy a nombrar a ninguno, quedaron en las estanterías de los despachos públicos, sin pena ni gloria y con un gasto absurdo de dinero público que se tira por el sumidero.

Esperemos que en esta ocasión, veamos pronto que la ejecución del plan de nuestro ministro canario se materializa en actuaciones concretas y tangibles.

Lo iremos recordando.

* Consultor en turismo y ocio


José María Barrientos*
Vota esta noticia:
Más Acciones:
Otros Autores
Facebook

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >