19:03 h. Jueves, 24 de abril de 2014

Opinión

El miedo de Águeda Montelongo por Guillermo Concepción*Guillermo Concepción*

Colaboradores

El resultado final de esta gestión de Águeda Montelongo es el siguiente. El PP de Fuerteventura no tiene ni un solo alcalde, sólo gobierna apoyando a CC en Tuineje y La Oliva. Lo demás, oposición. Con mucho, es la peor situación en la que nunca antes ha estado el PP de Fuerteventura que, recordemos, hace apenas unos años, antes de Montelongo, llegó a gobernar en La Oliva, en el Cabildo, en Antigua, en Pájara y en Betancuria.

Pero el balance de Águeda Montelongo en la dirección insular del partido es más amplio ¿Hablamos de renovacion? Eugenio Montelongo y Claudio Gutiérrez al Cabildo. ¿Hablamos de potenciar a los afiliados de base? Celia Alberto al Congreso. ¿Hablamos de no duplicar cargos? Águeda Montelongo y Claudio Gutiérrez se aseguran cada uno una buena mordida mensual duplicando cargos. ¿Hablamos de dar cabida a los sectores más humildes? Domingo Pérez cabeza de lista en Pájara.

Pero hay más ¿Hablamos de decencia? Águeda Montelongo firmando pagos con fondos públicos para vacaciones, hoteles y coches de alquiler de altos cargos del PP nacional y regional con los que le interesaba congraciarse. Y eso por no hablar del viajecito a Miami, ahora que todo el mundo habla tanto de gastos innecesarios. ¿Por qué no preguntan por Miami?

En fin. Por no reiterarme. Sólo decir que este PP de Montelongo vive sometido a los chillidos de Águeda. El que discrepa, a la calle. El que opina, deja de existir. En este PP de Fuerteventura no se puede hablar. No existe el diálogo ni la conversación, únicamente las órdenes unidierccionales y el sometimiento de los que quieren sobrevivir bajo sus siglas.

La única esperanza que existía, liderada por Ramón Paniagua, no pudo ni llegar a conformarse. Carlos Figueroa se encargó de impedirlo, primero negándoles la información y después impidiéndole que pudieran ponerse al día en sus pagos como afiliados. Vergonzoso. ¿Saben ustedes que yo personalmente he asistido a un buen número de congresos insulares, regionales y nacionales del PP sin estar al día de mis cuentas de afiliado? ¿Y que aún así no sólo pude asistir y votar, sino que incluso hasta resulté elegido como miembro de varias ejecutivas y en diferentes momentos? ¿Y que lo mismo ocurre en todas las islas y en el resto de las provincias? Entonces ¿por qué a Ramón Paniagua se le impide poder presentarse democráticamente como candidato alternativo en Fuerteventura? Miedo se llama eso. Miedo al debate, a la discrepancia y al diálogo. El miedo que tiene Águeda Montelongo a quien no se somete a sus chillidos. Miedo a la democracia.

*Miembro del PP; ex consejero insular de Fuerteventura; ex integrante de la ejecutiva insular y regional del PP


Guillermo Concepción*
Vota esta noticia:
Más Acciones:
Otros Autores
Facebook

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >