10:32 h. Jueves, 24 de abril de 2014

Opinión

El gota a gota petrolero por Mario CabreraMario Cabrera

Colaboradores

Una mañana sí y otra mañana también, los email chirrían lo de que 'si Marruecos las hace, por qué no nosotros'. O aquello de 'todo está controlado, no hay peligros con las prospecciones petrolíferas en alta mar'. Cada dos o tres días replican 'el oro negro canario permitirá convertir a España en una potencia petrolera'. La última 'perla' pepera es que van a luchar para que todo el petróleo que se saque frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote se elabore en la refinería de Santa Cruz de Tenerife. ¡Fantástico! ¡Felicidades por la creatividad! En Fuerteventura y Lanzarote estamos tan contentos con estas ocurrencias...

¡Hasta algunos prestigiosos geólogos se han ofrecido a firmar los estudios por encargo que justifiquen lo que haya que justificar! Será por informes pagados…

Tememos que lo siguiente sea un nuevo Real Decreto: ayudemos a esa pobre empresa maltratada en Argentina para que compense su balanza de beneficios con las extracciones en Fuerteventura y Lanzarote.

Reconozco que no soy especialista en la industria petrolera. Ni si quiera entiendo de ecosistemas marinos, de dinámicas de las mareas, de vientos o de sistemas de prevención ante potenciales riesgos de contaminación marina. Pero, aunque sea por experiencia política, algo sé de lo que quiere la gente de la calle.

Créanme, señores del PP, lo primero que la gente en Fuerteventura y Lanzarote no quiere son imposiciones. No quieren que una multinacional petrolera, apoyada en un ex empleado que hace y deshace en el Ministerio de Soria, venga ahora a cambiarles su forma de vida. La gente no quiere apostar por modelos económicos que hace 100 o 200 años eran la vanguardia mundial. Pero que hoy son ejemplo de caducidad, contaminación y del tiempo pasado.

La cita ciudadana de 24M fue un encuentro con el futuro. Una llamada de atención (a todos), en defensa de un nuevo modelo asociado a las energías renovables y frente al que ya no valen actitudes conformistas. Este cambio es responsabilidad de todos, comenzando en el día a día. Nacido de la aplicación de la lógica a la gestión de nuestros recursos y apuntalado con proyectos energéticos innovadores, punteros, que por una vez en nuestra historia nos acerquen a la vanguardia de los países más desarrollados.

¿Por qué repetir el modelo petrolero de hace 200 años cuando podemos apostar por la tecnología de las renovables en la que trabajan los países más desarrollados? ¿Porque lo manda una multinacional petrolera y sus terminales políticas?

Ahora, tras los patéticos intentos de desprestigiar a los manifestantes del 24M, la estrategia petrolera y pepera va a centrarse en el gota a gota petrolero. Cada día un argumento nuevo, que sus 'loritos' se encargan de repetir sin digerir. Cada dos días una invitación a conocer las bondades de la petroquímica de Tarragona, el diámetro de las brocas en las plataformas del Mar del Norte y hasta lo benéfico y democrático que ha sido el oro negro para el desarrollo de los emiratos árabes y la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes.

Frente a esta 'Guía Repsol', tenemos por delante herramientas administrativas, judiciales y hasta de gestión internacional a través de las instituciones europeas. Pero no nos equivoquemos, la herramienta más importante, la que concentrará todos los esfuerzos en esta lucha va a ser la coherencia de esta energía ciudadana de cambio. Frente a los proyectos petroleros de los despachos, la energía ciudadana sostenible.


Mario Cabrera
Vota esta noticia:
Más Acciones:
Otros Autores
Facebook

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >