16:06 h. Martes, 21 de octubre de 2014

LAS TERESITAS / ADQUIRIÓ EL TERRENO CON PREMIOS DE LA LOTERÍA

Miguel Zerolo multiplicó por diez su inversión en la compra de una finca en La Tejita

NOÉ RAMÓN
Miguel Zerolo.
Miguel Zerolo.

La policía ve indicios de "pelotazo" y sospecha que el exalcalde pudo disponer de información privilegiada.


El exalcalde de Santa Cruz de Tenerife, el nacionalista Miguel Zerolo, multiplicó por diez la inversión que desembolsó por la compra de una finca rústica situada en La Tejita que adquirió con premios de la lotería. En concreto, el exedil pagó por estos terrenos 52.500 euros y seis años después los vendió por 668.227. Las investigaciones policiales determinaron que si bien este terreno apenas poseía valor en el momento de la adquisición, el hecho de que se aprobara un convenio de compensación mediante permuta por otros solares situados en La Jurada calificados de urbanizables dieron lugar a que su valor creciera de forma considerable. En principio el uso iba a ser comercial pero posteriormente fue residencial lo que aumentó aún más su cotización.

La vendedora era una persona mayor que según las investigaciones policiales "debería" ser conocedora de la compensación que iba a recibir por sus terrenos, puesto que aparece como firmante del convenio en julio de 2000. Sin embargo, acto seguido se añade que "teniendo en cuenta la avanzada edad de la señora y suponiendo su desconocimiento de asuntos urbanísticos, es lógico pensar que ante cualquier operación de esta envergadura, solicitase el consejo de alguien de confianza de su entorno familiar, más joven y con más entendimiento y conocimiento de estos asuntos". Esta persona fue su sobrino, para quien la policía, "lejos de velar por los intereses de su tía, es quien le ista a venderle a él y a Zerolo sus propiedades por un precio notablemente inferior al que objetivamente tendría, consiguiendo para sí y para su amigo -el exalcalde- una considerable ganancia económica".

Lo desfasado del valor de compra resulta a juicio de los investigadores "evidente" sin necesidad de llevar a cabo ninguna peritación o tasación. "Simplemente hemos de fijarnos en el precio por el que se vendieron posteriormente los terrenos urbanos de la Jurada y la enorme plusvalía que generaron. Es lo que coloquialmente se conoce como un pelotazo", indica el informe policial. Esta aseveración se refuerza aún más "por un hecho clarísimo. Ninguno de los dieciocho restantes poseedores de terrenos en el Plan Parcial Montaña Roja vendió su porcentaje con anterioridad al año 2007, momento en el que el empresario Amid Achi adquirió toda la manzana por un precio global de 14 millones de euros". De esta manera cada uno de los restantes vendedores recibió una cantidad más de diez veces superior a la que pagó Zerolo.

"Por todo lo dicho, la única explicación posible es que el sobrino se prevalió de su relación de parentesco y de confianza que tenía con la vendedora, dado que era administrador de su patrimonio y el que llevaba el papeleo. Aprovechándose de esta confianza, instó a su tía a que les vendiese dicha finca por un precio fuera de toda lógica de mercado". A ello se une la amistad que el sobrino tiene con Zerolo, "dado que podrían haber mantenido en algún momento intereses comunes". Para la policia quedan pocas dudas de que dado que el exalcalde también se embarcó en este negocio "podemos considerar que obtuvo un importante aprovechamiento y considerable lucro en esta operación inmobiliaria".

Además, el aún imputado también pudo obtener, "el afloramiento de una cantidad de dinero que supuestamente provenía de unos décimos de lotería premiados en el año 2001". La policía, sin embargo, tiene serias dudas de que efectivamente el exalcalde fuera agraciado con estos premios: "Hemos de recordar que esta es una tipología clásica de blanqueo de dinero y que el periodo 2000-2001 es el de mayor importancia en la tramitación de la operación de compraventa del frente de la playa".

Existen también sospechas de que Zerolo dispuso de información privilegiada a la hora de saber los pormenores de la operación urbanística antes de que fuera hecha pública. De hecho, la compra se ratifica tan sólo un día después de que sea expuesta en el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Granadilla de Abona.

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos