17:29 h. Lunes, 28 de julio de 2014

SCTF | SON AL MENOS 20 CONTRATADOS POR EL EMPRESARIO FÉLIX MARRERO

El personal de gestión tributaria tendrá que llevar a juicio al Ayuntamiento

BELÉN MOLINA

Fuentes sindicales afirman que, sin sentencia favorable por medio, la contratación de esos trabajadores sería nula de pleno derecho.


Los trabajadores que el empresario Félix Marrero tiene contratados para la gestión tributaria del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, deberán por fuerza acudir a los juzgados de lo Social para poder ser asumidos como empleados públicos, según denuncia un portavoz del sindicato SEPCA.

La asunción por parte de la Ayuntamiento del personal que en la actualidad se ocupa de la recaudación voluntaria de impuestos municipales, y que pertenecen a la empresa privada de Félix Marrero Montesdeoca, es uno de los puntos que negocia este empresario para acceder a rescindir su contrato sin interponer una demanda por lucro cesante.

Este año, Félix Marrero ha ganado 2.208.200 euros por su gestión tributaria, esto es, el 5 por ciento de los impuestos cobrados, pese a que desde al menos 1994, los servicios jurídicos han advertido mes tras mes de que el contrato es nulo.

También negocia el alquiler o compra de su oficina central en la calle Fragata Danmark, en la zona de Tomé Cano, en el centro de la capital tinerfeña.

Según declaró Marrero a la prensa hace un año, cuando se iniciaron las negociaciones para que la gestión tributaria pase de nuevo a funcionarios del Ayuntamiento, cuenta con una plantilla de cerca de 40 personas, de los que al menos 20 estarían contratados de forma permanente.

Indemnizados por el empresario, asumidos por el Ayuntamiento

El concejal de Hacienda, Alberto Bernabé, afirmó a este periódico que cabría la posibilidad de asumirlos como personal laboral siempre que haya una sentencia en ese sentido en la Jurisdicción de lo Social, y recordó que ya hay un precedente similar en el Ayuntamiento de Telde, en el que los empleados de la empresa privada de recaudación de impuestos tuvieron que ser indemnizados por el empresario pero asumidos por el Ayuntamiento, una vez que el servicio pasó al consorcio de tributos de Gran Canaria.

“Es pronto para hablar de qué pasará con esos trabajadores, porque aglutinar en un solo servicio público toda la gestión de tributos aún llevará un año”, dijo el concejal. “No me atrevo a decir cómo quedará este asunto laboral”, añadió. “Estudiaremos si es necesario recuperar ese personal”, añadió Bernabé.

El concejal insistió en que lo más preocupante para el Ayuntamiento es crear la infraestructura “compleja” del servicio de recaudación, de forma que los ingresos por impuestos no decaigan.

Aunque Bernabé sostiene que “se busca una transición que no sea traumática y sin pleitos”, todo apunta a que sí lo habrá, al menos en el ámbito laboral.

Sentencia o concurso

Por su parte, un portavoz del Sindicato de Empleados Públicos de Canarias (SEPCA), Álvaro Felipe Hernández, matizó a CANARIAS AHORA que “por mandato constitucional, el Ayuntamiento no puede asumir trabajadores de una empresa privada salvo sentencia de los juzgados de lo Social, o que ganen la plaza mediante concurso-oposición de libre concurrencia”.

De lo contrario, “los contratos serían nulos de pleno derecho”.

Asimismo aclaró que ese personal solo podría ser asumible como personal laboral, ya que para obtener un puesto fijo deberían igualmente superar un concurso público.
 

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >