11:38 h. Sábado, 19 de abril de 2014

POR INTENTAR COBRAR CHEQUES SIN FONDOS DEL 'BROKER'

Acreedores de Carenzio pagan por sus pufos

ALEXIS GONZÁLEZ
Un grupo de acreedores de Giovanni Carenzio y su esposa, Loli Molina de Aguilar, el miércoles pasado ante su domicilio de Vegueta. (A.G.)
Un grupo de acreedores de Giovanni Carenzio y su esposa, Loli Molina de Aguilar, el miércoles pasado ante su domicilio de Vegueta. (A.G.)

"De él no tenemos ni el carnet de identidad, lo ha liquidado todo pero queda su esposa", denuncian afectados por la presunta estafa milmillonaria.


Los pufos que ha dejado en Canarias el inversionista e intermediario italiano Giovanni Carenzio alcanzan también al intento de cobro de cheques sin fondos, muchos de ellos con la firma de su mujer, Loli Molina de Aguilar, por parte de acreedores que han visto cómo los bancos pasan factura a su pretensión de cobrar donde no hay nada.

"Él nos daba talones con la firma de ella que después no tenían fondos, una y otra vez, y eso ya nos ha costado casi 9.000 euros por intentar cobrar así ante los bancos", aseguran acreedores millonarios de la conocida pareja de la aristocracia grancanaria, acuciados por un grupo de ellos dispuestos a reclamar ante su domicilio de Vegueta la deuda pendiente.

Estos inversionistas en busca de ganancias suculentas prometidas por Carenzio han asegurado a CANARIAS AHORA que no encuentran ya rastro societario embargable del broker italiano desparecido de Gran Canaria después del verano, y que sólo figura la propiedad del inmueble de la calle del Castillo y una empresa eólica radicada en Lanzarote, Vientos de Famara, a nombre de su esposa.

"De él no tenemos ni el carnet de identidad, lo ha liquidado todo pero queda su esposa", indican estos acreedores grancanarios, aún pendientes de formalizar sus respectivas denuncias por reclamación de cantidades, como ya han empezado a hacer otros afectados en Tenerife mediante escritos ante la Fiscalía Anticorrupción de Santa Cruz de Tenerife y la comisaria provincial de la Policía Nacional en Las Palmas de Gran Canaria.

Las denuncias puestas en marcha, también de reclamación de cantidades en los juzgados de Las Palmas de Gran Canaria, se fundamentan en negocios legales sin que, a juicio de los representantes de los denunciantes, medie delito fiscal que pudiera activar una inspección de la Agencia Tributaria, como todo apunta a que han sido la mayoría de acuerdos de Carenzio con clientes pendientes de pago. De ahí que no acudan a los juzgados.

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >