18:53 h. Viernes, 19 de septiembre de 2014

NUEVA YORK

Siria pretende controlar las redes de distribución de ayuda humanitaria

El Gobierno de Siria pretende controlar las redes de distribución de ayuda humanitaria, a lo que se opone la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés), según han informado varios diplomáticos a la agencia de noticias Reuters.

NUEVA YORK, 15 (Reuters/EP)


El Gobierno de Siria pretende controlar las redes de distribución de ayuda humanitaria, a lo que se opone la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA, por sus siglas en inglés), según han informado varios diplomáticos a la agencia de noticias Reuters.


Las autoridades sirias y la OCHA llevan discutiendo durante semanas el control de las redes de distribución de ayuda humanitaria al millón de personas que, aproximadamente, la necesitan para sobrevivir al conflicto que desde hace 14 meses asuela al país.


Al parecer, las conversaciones se han estancado debido a la pretensión de Damasco de controlar las redes de distribución o al menos que estas estén en manos de la Media Luna Roja en el país, lo que, según denuncia Naciones Unidas, rompería la neutralidad de la organización internacional.


"Esta posición no es un comienzo para la OCHA, porque no puede permitir que el Gobierno las use para arrestar a la gente o que solo entregue la ayuda humanitaria a sus simpatizantes", ha dicho un diplomático.


Los diplomáticos consultados por Reuters apuntan que la OCHA ha enviado una carta a las autoridades sirias subrayando la importancia de que Naciones Unidas participe, al menos parcialmente, en el control de las redes de distribución.


La directora de la OCHA, Valerie Amos, por su parte, ha rehusado confirmar el 'impasse' en las conversaciones con el Gobierno de Bashar al Assad. "Seguimos discutiendo u negociando, así que esa no es la terminología que yo utilizaría (para referirme a este asunto)", ha dicho a la prensa durante un viaje a Canadá.


Sin embargo, ha apuntado que "en cualquier operación humanitaria hay principios que deben respetarse". "Nosotros estamos dispuestos a colaborar con nuestros socios 'in situ' pero es muy importante que seamos capaces de controlar qué es lo que está pasando", ha sostenido.


Interrogada sobre cuándo se resolverá el problema de la ayuda humanitaria, Amos se ha limitado a contestar que "podría tardar meses", al tiempo que ha subrayado la necesidad de atender "lo más rápido posible" a la población civil.


Gobierno y oposición aceptaron el plan de paz propuesto por el enviado de Naciones Unidas y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, que contempla "garantizar a tiempo el acceso a la ayuda humanitaria en todas las áreas afectadas por los combates".


Además, se comprometieron ha permitir a los trabajadores humanitarios a acceder a dichas áreas, algo que, según ha denunciado la organización internacional, no se ha cumplido. "También esperamos llegar a un acuerdo sobre esto pronto", ha dicho una de las fuentes.


El plan del ex secretario general de la ONU incluye también un alto el fuego, que entró en vigor el pasado 12 de abril y que, según han denunciado Gobierno y oposición, se ha violado en numerosas ocasiones.


Un funcionario de Naciones Unidas ha explicado que Amos pretende mantener en compartimentos estancos la cuestiones políticas relativas al plan de paz de la ayuda humanitaria para garantizar que los insumos lleguen a la población civil.
Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >