20:01 h. Jueves, 24 de julio de 2014

CRITICA SU ''ENTREGUISMO'' AL ESTADO

Soria: ''Rivero no merece ser investido''

SALVADOR LACHICA (ACN PRESS)
José Manuel Soria, junto a María Australia Navarro. (ACFI PRESS)
José Manuel Soria, junto a María Australia Navarro. (ACFI PRESS)
El líder del PP se opone porque "no responde al mandato claro, nítido e inequívoco que los canarios expresaron mayoritariamente" el 22-M.

El líder del PP. José Manuel Soria, ha iniciado su análisis para rebatir el discurso del candidato de CC y el PSC a presidir el Gobierno, Paulino Rivero, asegurando que se opone a la investidura del mismo porque “no responde al mandato claro, nítido e inequívoco que los canarios expresaron mayoritariamente en las urnas el pasado 22 de mayo”.

Para Soria, las urnas expresaron la necesidad de “un cambio político en Canarias”, lo que a su juicio significa que “quienes llevan dirigiendo el Gobierno de Canarias desde hace más de 18 años, dejen de dirigirlo”.

Según el líder de los conservadores canarios, "hoy en Canarias hace falta liderazgo y determinación y el hoy candidato no ha demostrado ni lo uno ni lo otro, porque las improvisaciones se pagan, pero las ocurrencias, mucho más".

Ese cambio lo visualizará el PP con la presentación de iniciativas parlamentarias encaminadas "a la generación de las condiciones necesarias para impulsar la inversión pública y privada generadora de empleo", mejorar la administración pública, la "calidad democrática" y solicitar al Gobierno central "el cumplimiento de sus compromisos".

“Ahora bien, una cosa es la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas bajo el sacrosanto principio universal de un hombre, un voto, y otra muy diferente la representatividad parlamentaria en la que esa voluntad de los ciudadanos se traduce luego en escaños”, afirmó en la tribuna de oradores.

En curioso paralelismo con el que fuera líder del PSC en 2007, Juan Fernando López Aguilar, Soria afirmó que no serán los diputados del PP "quienes deberán responder ante los canarios por haber cercenado la enorme expectativa de cambio político que las urnas reclamaron sin género de dudas".

Para el líder del PP, “algo grave pasa” en el Archipiélago cuando el sistema electoral “otorga el mismo número de diputados a la segunda fuerza política”, en este caso CC, que tiene “una desventaja sobre la primera de más de 65.000 votos a favor” del PP.

Esos votos, para Soria, significan “una expresa desautorización del candidato para continuar al frente del Gobierno de Canarias”.

Por ello, anunció que el PP "traerá a esta Cámara una propuesta de reforma del sistema electoral que disminuya la actual desproporción y desequilibrio que el actual supone" y que permite que "quienes no han ganado puedan conformar, sin embargo, una mayoría para formar Gobierno".

Una propuesta que, como ya avanzó la pasada semana, rebajaría el tope regional y quitaría las barreras insulares, además de mantener la triple paridad y la cración de una 'lista de restos'.

Entreguismo al Estado

Pero no solo el veredicto de las urnas es para el PP una prueba para no apoyar la investidura de Rivero, pues hay que añadir también "la actitud entreguista, complaciente y condescendiente del hoy candidato con la discriminación del Estado hacia Canarias, con grave incumplimiento de sus deberes para con los canarios".

"Con el recorte del Estado a Canarias para 2011, con el consentimiento, apoyo y voto del entonces presidente, el déficit inversor del Estado en Canarias desde 2004 hasta 2011 ya asciende a 3.008 millones de euros, pero el candidato a la investidura, sin embargo, sigue erre que erre con que el Estado cumple con Canarias", dijo.

Para Soria, los canarios "no aciertan a entender su complacencia con un Gobierno central que tan mal nos trata", sobre todo porque "el apoyo descarado al Gobierno central del hoy candidato ha servido para que Canarias sea una de las comunidades peor tratadas en los sucesivos presupuestos".

"Así no merece ser investido", insistió Soria desde la tribuna de oradores.

Educación y Sanidad

Soria aseguró que el compromiso del PP, además de generar empleo, es la "provisión y prestación de los servicios esenciales", siendo el primero de ellos la Educación.

"En Canarias es una asignatura pendiente. Aún no la hemos aprobado", afirmó Soria para después, apremiado por el presidente de la Cámara, Antonio Castro, porque se había pasado del límite de tiempo, aunque le concedió 10 minutos adicionales de intervención, saltar a hablar de la Sanidad.

"Haremos propuestas para lograr una coordinación eficaz y no sectaria con el Ministerio de Sanidad" y el PP presentará propuestas para "impulsar desde Canarias un gran Pacto de Estado por la Sanidad que garantice una financiación suficiente".

Oposición leal

Por último, y contestando a las llamadas de consenso que hizo en su discurso de este lunes el candidato Rivero, afirmó que el PP hará una "oposición leal, constructiva, moderada, serena, de propuestas, alejada de cualquier atisbo de demagogia, mucho menos de populismo barato".

"No intentaremos sacar rédito político de esa debilidad y vulnerabilidad en origen del pacto que ayer presentó aquí el candidato, anuncio que la tarea parlamentaria la haremos siempre desde la lealtad institucional que corresponde en democracia entre Gobierno y oposición".

Por ello, expresó su deseo de que "en contraprestación, el Gobierno que resulte también esté a la altura".

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >