1:41 h. Jueves, 24 de abril de 2014

PESE AL AUMENTO DE TASAS UNIVERSITARIAS

Canarias espera mantener los precios de matrícula más bajos

ACN PRESS

El director general de Universidades del Gobierno de Canarias anuncia un endurecimiento de las exigencias académicas.


El director general de Universidades del Gobierno de Canarias, Carlos Guitián, ha denunciado que la subida de tasas en las matrículas universitarias anunciada por el Gobierno central “se hace en el peor momento posible” y que, en combinación con la previsible reducción del número de personas con capacidad académica para acceder a una beca, “supone un duro golpe para muchas familias que lo están pasando muy mal en este momento”.

Guitián insiste en un comunicado en que el Ejecutivo regional “hará lo posible por mantener los parámetros actuales a la hora de la próxima convocatoria de becas y seguir con su política de siempre en lo que se refiere a las tasas: que el precio de cada matrícula en la universidades públicas canarias sea el más bajo de todas las universidades españolas”, sin embargo anuncia un endurecimiento de las exigencias académicas, que “sufren un aumento muy significativo”.

En la reunión de la Comisión Delegada de la Conferencia de Política Universitaria celebrada este lunes en Madrid, a la que acudió el director general, se trataron dos temas de singular importancia para el futuro de las universidades canarias.

El primero de los asuntos abordados en la reunión se refiere a las becas del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes para el próximo curso. El real decreto que las regula, viene a establecer, para el curso académico 2012-2013, los parámetros económicos de las becas y ayudas al estudio así como los umbrales de patrimonio y renta familiar por encima de los cuales desaparece el derecho a su obtención.

El Gobierno entiende que la política de becas, además de asegurar la igualdad de oportunidades de todos aquellos que teniendo vocación y aptitudes para el estudio carecen de los medios económicos necesarios para emprenderlos o continuarlos, “debe ser un instrumento de estímulo a la mejora del rendimiento académico de los estudiantes, especialmente de los estudiantes de los niveles superiores del sistema educativo”, motivo por el que se mantiene el marco económico de convocatorias anteriores. Sin embargo, advierte que no sucede igual con las exigencias académicas.

Al respecto explica que las becas destinadas a compensar la ausencia de ingresos que comporta la dedicación al estudio, los beneficiarios deberán cumplir una serie de requisitos académicos, que en el caso de los estudiantes de primer y segundo ciclo de Grado se centran en acreditar calificación en las pruebas de acceso “con exclusión, en su caso, de la fase específica de 6,00 puntos”. Además, los que cursen segundo y posteriores cursos tendrán que haber superado el 85% de los créditos matriculados en el curso anterior, si se trata de enseñanzas técnicas o de Arquitectura e Ingeniería y el 100% en las restantes titulaciones y ramas de conocimiento.

En referencia a los estudiantes de máster, los de primer curso deberán acreditar una nota media de 7,00 puntos en los estudios previos que les dan acceso al máster, mientras que los de segundo curso deberán acreditar la misma nota media en primero.

Desde la Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad se entiende que “esto supone un aumento considerable de las exigencias académicas que afectará, sin duda, a un considerable número de alumnos”, indica Guitián.

Para la exención de matrícula “quienes se matriculen por primera vez de estudios de grado deberán acreditar una nota de acceso a la universidad de 5,50 puntos, con exclusión de la calificación obtenida en la fase específica, explica.

Mayor recaudación y abandono

Con respecto al segundo punto abordado en la reunión de Madrid y que hace referencia a los precios públicos (tasas), el aumento que propone el Mecd va en la línea de “una pretendida mayor recaudación, pero puede significar un abandono de la universidad de un gran número de personas, produciéndose el efecto contrario, que bajen los ingresos por tasas”, manifestó Guitián.

“Estos planteamientos se hacen desde una base, a nuestro juicio errónea, que es la de que se produce un abandono significativo del alumnado que llegan a cifrar en un 30%. Esto es sólo cierto en el primer curso de las carreras y probablemente se deba a que muchos alumnos se matriculan en titulaciones que no son conocidas por ellos o que no han elegido en primera opción. Una vez dentro del sistema el grado de abandono es mínimo”, según el director general.

Con respecto a las becas, el rendimiento del alumnado es superior al 15% al de la media, lo cual viene a demostrar que la inversión en becas sí es rentable, concluye.

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >