9:38 h. Jueves, 24 de abril de 2014

ANTE EL BLANCOS DE RUEDA VALLADOLID

El Granca se juega la vida

DANIEL LOBO

Los amarillos tienen delante el partido más importante de la temporada, con el que puede ser suficiente para permanecer en ACB.


Ya no valen más cuentas ni más dudas. El conjunto claretiano tiene que enfrentarse a su destino para confirmarse como uno de los grandes, para permanecer una campaña más entro los colosos de la liga española. Con el llamamiento hecho por la plantilla y el espíritu de las grandes citas, toca arreglar una temporada irregular, donde tras muchos errores se ha desembocado en esta situación, desconocida en el seno grancanario.

El rival, Blancos de Rueda Valladolid, a pesar de marchar como colista de la liga Endesa, llega en un gran momento de forma y se le espera con mucha cautela por parte de los amarillos. “Debemos tener el máximo respeto y saber que el partido va a ser muy difícil. Ellos también se juegan muchísimo y nos hemos de preparar para el mejor Valladolid posible”, reconoció el técnico catalán.

Esta final debe ser la definitiva, ante un equipo que podría salir del CID como nuevo equipo de la LEB Oro. El Gran Canaria necesita ganar, para no tener que jugarse toda la temporada a una carta en los próximos enfrentamientos, ante rivales de mucha entidad que ya vencieron al conjunto canario en los enfrentamientos de la primera vuelta.

Los amarillos, además de cumplir con su trabajo estarán mirando de reojo lo que haga Asefa Estudiantes, que marca la zona de descenso con 9 triunfos, a tres de los amarillos. Si los madrileños pierden ante el Blusens, los amarillos respirarían más tranquilos, aunque no sería definitivo para mantener la categoría de forma matemática, ya que el cuadro de Trifón Poch tiene el average ganado a los canarios.

El CID responde

Como en las grandes citas, el Centro Insular de los Deportes espera acoger otra tarde gloriosa, para empujar a su equipo hacia la victoria, en una año donde el se ha visto de verdad a los auténticos seguidores del Granca. El club ha puesto precios populares, para que “La Roca” (como se le conoce en ACB) sea una auténtica olla a presión que lleve en volandas a los jugadores hacia la victoria, donde por el momento el ritmo de venta marcha a buen ritmo para llenar a reventar el pabellón de la Avenida Marítima.

La plantilla se siente arropada por su público, en estos momentos difíciles, aunque saben que ellos deberán responder en la pista. “Nuestros aficionados estarán a la altura y estarán apoyando, aunque no hay que olvidar que jugamos contra un equipo profesional, experto, que también sabrá meterse en el partido y aprovechar el ambiente para estar concentrados”, advirtió Pedro Martínez.

El acierto anotador es una de las cosas que necesita recuperar, tras un año con muchos problemas en el aspecto ofensivo, sin nadie que ocupe el vacío que dejo Carroll. La defensa volverá a ser la pieza angular donde se apoya el equipo, que deberá evitar los continuos fallos en el tiro exterior y aprovechar sus virtudes dentro de la pintura.

Vota esta noticia:
Más acciones:
Últimos álbumes

Hemeroteca de Contenidos

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >